Inocente y enamorada

Llevaba días enamorada. Al salir el sol, descorría las cortinas y se asomaba a la ventana. Todo le parecía hermoso: la calle, el sol, las flores, su vida. Podía pasarse horas frente al espejo, imaginándose conversaciones que no tendrían lugar. Podía bailar con su peluche preferido y sentarlo a su lado mientras trabajaba. Podía reír y llorar al mismo tiempo y, cuando nadie la observaba, se atrevía a dibujar su recuerdo con los dedos.
Cada vez que recordaba su mirada, se estremecía y una tímida sonrisa florecía en sus labios. Soñaba con sus manos e imaginaba su voz. No entendía cómo en tan poco tiempo él había pasado a ser su pensamiento. Lo amaba, ¡claro que lo amaba! Y estaba dispuesta a dejarlo todo por sus besos.
¿Y él? Él nunca le había dicho nada. ¿Qué le iba a decir, si él era príncipe y ella, artesana?

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS

One thought on “Inocente y enamorada

  1. Lo de“ dibujar los sueños con los dedos¨ me parece una imagen preciosa que deja abierta la puerta a la imaginacion……¡¡adelante¡¡

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>