Ciudadanos y las farmacias

Ciudadanos se ha hecho la zancadilla a sí mismo. El partido de Albert Rivera, que en las elecciones de Andalucía presentaba como candidato a Juan Marín, contempló en su programa un punto que provocó cierta huida de votos: la liberalización del modelo farmacéutico. Una cifra, quizá ínfima, para los 9 escaños (368.688 votos y 9,2%) que se celebraron como una victoria.

El programa económico de Ciudadanos ha sido aplaudido en muchas ocasiones por su sensatez, pero si se mira con lupa (al menos en el caso andaluz), saltan algunos temas controvertidos. Entre ellos, lo que llaman “modelo de mínimos” en su programa sanitario y que consiste en la liberalización de las farmacias, contrario al actual modelo Mediterráneo. Se apuesta por ello porque, según defienden, “supondrá una mejora y una mayor cercanía al usuario, así como la creación de miles de puestos de trabajo”. Pero un estudio a nivel europeo, analizado por el Expert Panel on Effective Ways of Investing in Health (EXPH), declaró que este modelo deriva en un empeoramiento de la calidad de los servicios farmacéuticos.

El aumento del número de farmacias acabaría provocando la muerte de muchas de ellas. No porque se incentive la competencia, sino porque no habría ingresos capaces de contrarrestar los gastos. Existirían 150 metros de distancia entre los negocios y la condición de que hubiese un mínimo de 700 habitantes por farmacia. Si dejamos a un lado el hecho de que la proximidad no es factor determinante para acudir a una u otra, seguimos encontrando un incremento de locales que gastan en agua, luz y tiempo. Pero, claro, el gobierno podría jactarse del emprendimiento y la disminución del paro.

El año pasado las familias andaluzas hicieron un gasto medio en farmacia de 207,5 euros. Una cifra que se encuentra por debajo de la media nacional, según el último estudio de AIS Group, publicado el martes 24 de marzo. En vestido y calzado, el gasto medio es superior, 1.348 euros en 2013, como indicó el INE.

Días antes de las elecciones, el 17 de marzo, el Club de Opinión Farmacéutico Malagueño, COFAM-88, escribió un comunicado a sus miembros para avisar de este punto en el programa de Ciudadanos. Un punto que, para ellos, lo cambia todo. En Andalucía la liberalización de las farmacias está en el programa del Partido Popular desde mucho antes, aunque por diversos motivos, y hace unos meses el Gobierno lo ha sacó a la palestra. El Ministerio de Economía y Competitividad, con Luis de Guindos al frente, estudia la posibilidad de que cualquier persona (no necesariamente licenciada en Farmacia) pueda abrir este negocio. De aprobarse, se abrirían las puertas a las grandes cadenas que, antes o después, acabarían aplastando a los pequeños comercios.

El argumento del partido de Rivera es el contrario. Quieren fomentar el equilibrio entre las grandes superficies y el pequeño comercio. Pero la barra libre de farmacias podría provocar una resaca difícil de recuperar en nuestra economía maltrecha.

 

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>